CDV 2011

domingo, diciembre 04, 2011

Esta semana tuvo lugar el cuarto Congreso de Desarrolladores de Videojuegos. A nivel personal, el cuarto dolor de cabeza para intentar hacer algo, con pocos medios, para la industria del desarrollo de videojuegos española. Y este año con un mas dificil todavia: Despues de casarme, de recibir una ayuda (pero no utilizarla), de que la otra ayuda te llegue a falta de un mes, y de hacer una mudanza de ciudad. Va por ustedes!.

La idea este año era imitar un poco a la Game Connection. Una vez ya existe el Gamelab, que atrae a primeras espadas de nivel mundial, pero que se queda bastante cojo en el tema de provocar la existencia de negocio entre los asistentes (al menos hasta donde yo conozco, si Pyro o Virtual Toys consiguen hacer negocio en el evento a mi esa información no me llega), se decidió apostar por el networking.

La idea original era atraer a un número importante de desarrolladores españoles (entre 20 y 50) para que varias editoras vieran que el viaje les iba a resultar provechoso, y emplear en esos viajes de empresas de fuera la ayuda del Ministerio de Cultura. Por desgracia, me he encontrado con varias dificultades:

A)¿Networking, eso que es? : Os JURO que no recuerdo que nadie me haya tenido que explicar nunca que es eso del networking. El yo me siento en un lado, tu en otro, y nos conocemos. Tal vez no surja un negocio inmediato, pero así conozco que haces, que cosas haces bien, y tu a mi. Y si algún día necesitas algo o yo necesito algo, y tengo que contar con alguien, podré contar contigo. Pues casi nadie, de los que vinieron o de los que no, entendieron este concepto. De hecho, la pregunta más repetida es "cual es el programa del evento?". Y por mucho que insistiese, no había manera. Entre eso, y que algunos querían dar charlas, al final se hizo un programa. Pero esa no era la idea original.

B) Tiempo: Atraer a un editor extranjero con un mes de tiempo es algo complicado. Puede ser que no les venga bien. Puede ser que estén de vacaciones en el otro lugar del mundo. Puede ser que hayan cambiado de trabajo, y no tengas tiempo para reaccionar. Puede ser que 3 días después tengas un evento parecido, pero mucho más grande y una referencia a nivel europeo, en el país vecino tuyo, y en la ciudad más visitada del mundo. Puede ser.

C) Donde dije digo... Si amigos, bastantes empresas dijeron que venían, o mostraron interés, y al final agua de borrajas. Algunos con excusas entendibles, y otros no tanto. Me duele especialmente un editor extranjero que iba a venir si conseguíamos nuestro objetivo, y luego ni casio. C'est la vie.

Y alguna cosa más. Lo bueno: El evento ha salido, según los asistentes, de lujo. Han aprendido lo que es networking. Han conocido a un editor internacional (Gala Networks). Incluso he conocido gente nueva.
 Como siempre, me piden el del año que viene. Pero este año, si queréis CDV 2012, tendrá que ser cosa de mas gente. Faltaría más :D.


E Peich, e Jan, E Cradenauer
Opa Opa Forever!

Chaina

sábado, diciembre 03, 2011

Bueno, después de casarnos nos fuimos a China. Y todos los que hayáis estado conmigo desde el 26 de Septiembre sabréis lo mucho que me he quejado de este viaje. Así que vamos a explicarlo.

A) China mola. Es un país enooooorme, con muchísima variedad de culturas, de zonas, de comidas, de todo. Tiene una cultura tan antigua que cuando nosotros estábamos en taparrabos ellos ya tenían ropas parecidas a las que gastan ahora (la ropa china que todos conocemos). Su historia es fascinante, y si hacer un road trip por el pais tiene que ser la RELECHE.

B) Los chinos no molan. Y no es racismo. No tengo nada contra los chinos de fuera de china. Pero en el ecosistema chino actual, parece que a Mao Tse Tung no le molaba que hubiera según que cosas que a mi me encantan (cultura, religión, filosofía, ....) , así que dejó el país como un solar. Menos mal que Den Xiao Pin, un tio culto, en cuanto le dejaron se puso a arreglar los horrores que hizo su antecesor. El problema es que Mao es el héroe nacional, como quien dice. Así que vamos apañados.

Y ahora os contaré cosas que no me molaron de los chinos:

A) Todo lo referido con la circulación vial: No respetan los semáforos, ni los carriles, ni los pasos de cebra, ni las direcciones, ni las normas de seguridad, ni los oídos de los demás, ni el sentido común ni las leyes de la física. Lo único que puedo decir a favor de su sistema de circulación es que la gente entiende que si no corres es más normal que no te choques, con lo que suelen ceder el paso y demás si vas lento. Pero asusta un montón.

B) La educación: En especial debe ser más por la gente del campo que otra cosa. Resulta que el gobierno chino, como desde hace 5 años les va bien el negocio, invita a la gente del campo a que vean las glorias nacionales. Glorias nacionales que, como podréis imaginar, también fuimos a ver nosotros. Y da igual que sea la mayor maravilla de la creación, coincidir en el mismo espacio con miles de personas es complicado. Si además no entienden que si te empujan en unas escaleras te puedes caer, que si gritan no se oye nada, que si te escupen es una cerdada, que tu cuerpo ocupa un espacio físico al que no puedes renunciar, y similares, pues la experiencia no es del todo agradable.

C) El dinero. Yo entiendo que cualquier ser humano quiere tener cuanto más dinero mejor. Pero no a todo coste. Y en China fue así. Desde ver como cualquier cosa que hacían al final tenía un fin de sacarte algo de dinero, hasta el no poder entrar en una tienda porque no podíamos ver nada (imaginaos, nos acercábamos a ver un móvil, por mera curiosidad, y antes de llegar una tableta firmemente sujetada por un dependiente nos obstaculizó el camino, mientras gritaba APPEEEEEL. O cuando nos cobraron 10 yuanes (1 euro y poco) por algo que no habíamos gastado en el hotel. O ... vamos, verdaderas ratas de cloaca en algunos casos.

D) La censura. Parece una chorrada, pero nada de entrar en Twitter, Facebook y otras cosas así durante todo ese tiempo. Vi(vi)mos un escape de gas BRUTAL, y no hubo ninguna noticia al respecto. Los periodicos locales eran increhíbles. Ni una crítica, ni una opinión. E historias divertidísimas alabando a los locales y atacando a los foráneos. En serio, muy triste todo.

Dicho esto, cosas buenas:

A)Como he dicho, la cultura china es super interesante. Tienen un detalle que me encanta. Sus dragones tiran agua, así que para evitar que las casas se quemen, ponen dragones encima del tejado, como indicando que si hay un incendio ellos tirarán agua para apagar el fuego. Pero además, según la importancia del edificio, ponen una serie de figuras a las que llaman "hijos de Dios". Cuanto más importante el edificio, más hijos de Dios (hasta 9). Este detalle me pareció encantador.

B)Shanghai es una ciudad interesante. Xian es muy bonita. Shuzhou tb. Hacen unos jardines de puta madre :D.

No me arrepiento del viaje, pero si queréis visitar China mejor que os esperéis a que den el salto a la democracia, o a que se civilicen un poco más (puede que dentro de 20-30 años :D). Hacedlo con tiempo, a ser posible con alguien que sepa Chino, y perdeos en mitad de esa enormidad. Y mientras, disfrutad de otros placeres más cercanos, o de Japón :D.

Mision Imposible: Sacar un billete de metro...

Casarse

viernes, diciembre 02, 2011

Escribo esto mucho más tarde que cuando ha sucedido, pero creedme que hasta ahora no he tenido tiempo. Servidor, como sabréis la mayoría, contrajo matrimonio el día 9 de Septiembre de 2011 con Asia. Es, sin duda, el acontecimiento más importante para mi durante este año, y posiblemente de mi vida hasta ahora.

Una boda es algo que se puede vivir de maneras muy diferentes, y que además, una vez ya ha pasado, tiene multitud de aspectos que dejan huella. Servidor, que es más de contenido que de continente, no le da casi importancia a temas como las flores, el sitio, la vestimenta o el banquete. Siempre he dicho que si mi boda ejemplo fue la de mi primo Eduardo, que mi madre me avisó 20 minutos antes de que tuviera lugar, fui de paisano, eramos poquísimos, con las guitarricas y demás en la celebración (religiosa), y además el banquete consistió en bocatas y algo así en una mesa.

Asia, en cambio, como según cuentan casi todas las mujeres, llevaba pensando en mil y una cosa de la boda desde casi antes de nacer. El vestido, el escenario, la celebración, la familia, las fotos ... mil y un detalles que , desde un punto de vista objetivo creo que quedaron de muerte. Y lo mismo se puede decir de mi ropa, que creo que fue un acierto. De hecho, es una ropa que puedo utilizar cada vez que quiera, porque no fue "un traje de boda", sino diferentes piezas (nuevas) que creo que quedaron bien, y luego las he utilizado para otros temas.

En cambio, hay dos cosas que si me importan:

A) Mi mujer :D. Casarse es la confirmación, hasta nueva orden, de que dos personas se aman. En mi caso, que soy cristiano, además quiero compartirlo con el de arriba. Es, posiblemente, el acto de amor público más grande que se puede hacer.

B)El resto de seres queridos. La gente cree que no tengo enemigos. Que me llevo bien con todo el mundo. Y es relativamente cierto. Si por mi fuera, hubiera invitado a mi boda a medio planeta. En serio. Debido a limitaciones del espacio, tuvimos que hacer encaje de bolillos con esas 120 plazas. Al final vinieron 119 personas, y creo que invitamos a 160 por esa regla de tres que siempre te fallan X. Pues funcionó :D. Me supo mal, pero me sorprendí gratamente viendo a esa gente cómo disfrutaba de la boda. Reconozco que hicimos todo lo que estuvo en nuestra mano para que ellos se lo pasasen de miedo, pero no esperaba que saliera tan bien. Desde aquí, gracias a todos :D.

Y para finalizar, un par de consejos. En terres valencianes o similares, casaros antes del verano. Porque Agosto es EL HORROR para hacer nada. Yo me casé en Septiembre, y estuvimos peleandonos con medio planeta. Además, luego cuando todos vuelven a currar, tu te vas (en mi caso fue asi) de viaje de novios, y cuando vuelves de tus vacaciones es como si fueras 3 semanas más tarde que el resto de la humanidad. Suerte con el tiempo :D.

Y dicho esto, mañana, otra cosa más.