Visteme despacio, que tengo prisa

martes, julio 12, 2011

Es oficial. Este es el paso que espero sea definitivo para que Ramón deje de hacer tres millones de cosas y haga una tarea, luego otra, y así poco a poco, despacito y buena letra, de manera que salgan las cosas bien.

En otro orden de cosas, estoy cansado de la publicidad gratuita a las redes sociales. Y de la prima de riesgo. Y de las histerias colectivas.

1 comentarios:

Xanday dijo...

What?