Patria

domingo, septiembre 20, 2009

Acabo de tener una pesadilla (el monte se quedaba envenenado y morian peces, ratones y pajaros, y nosotros ibamos al veterinario a ver si Huma estaba bien), asi que me he despertado, y como me rondaba de ayer la idea de patria, he ido a buscar algo sobre la filosofia de las patrias. He encontrado esto de Voltaire, que me parece muy interesante.

"Ahora vamos a preguntar: ¿qué es preferible, que vuestra patria sea un Estado monárquico o un Estado republicano? Hace cuatro mil años que se agita esta cuestión. Si la han de resolver los ricos, dirán que prefieren la aristocracia; si la ha de resolver el pueblo, dirá que prefiere la democracia; sólo los reyes preferirán la monarquía. ¿Cómo, pues, es posible que en casi todo el mundo gobiernen monarcas? Preguntádselo a los ratones que propusieron colgar una campanilla al cuello del gato, y nadie se atrevió a ponérsela (Esto es del cuento de la fontaine). Pero la verdadera razón consiste en que los hombres rara vez son dignos de gobernarse por sí mismos. Es triste que muchas veces, para ser buen patriota, sea preciso ser enemigo del resto de los hombres. El antiguo Catón, que era un buen ciudadano, decía en voz alta en el Senado: «Esta es mi opinión, y quede arruinada Cartago.» Ser buen patriota es desear que la ciudad donde hemos nacido se enriquezca por medio del comercio, y sea poderosa por medio de las armas; pero es evidente que un país no puede ganar sin que otro país pierda, y que no se puede vencer sin causar muchas víctimas. Tal es la condición humana, que desear la grandeza de nuestro país es desear la decadencia de otros países; el que deseara que su patria no fuese nunca ni más grande ni más pequeña, ni más rica ni más pobre, ése sería el verdadero ciudadano del universo."

El origen aquí.

pd: Tokyo MOLA MUCHO

1 comentarios:

Javier dijo...

Envidia le tengo, señor Nae!
Paselo bien por tierras niponas.