Artista viene de hartar...

martes, mayo 12, 2009

Me gusta el arte. Me gusta la gente que hace algo porque lo necesita, porque quiere explorar algo nuevo (o viejo) y de paso lo ofrece para que haya gente que lo disfrute. De todo tipo: arquitectura, pintura, musica, escritura, artenimiento (o transmedia, o ocio interactivo digital, o videojuegos, o como querais llamarlo), fotografía, escultura, cine, ... lo que querais.

Lo que no me mola nada es la gente que hace arte para exhibirse. Para darse importancia. Para molarse, demostrar a los demás que su mundo interior es bello, y encima en algunas ocasiones hacen castañas de un tamaño considerable.

Y voy a poner un ejemplo. El otro día jugué a un juego en los Community Games de Xbox Live que intenta ser un juego de rol de corte japonés. En el llevas a una niña con problemas de autoestima... La idea, que no tiene porque ser tan mala, está TAN MAL LLEVADA, y es tan tipo "la culpa no es mia, es de la sociedad que no me entiende" mezclada con Final Fantasy VIII, que ... me hartó.



En fin, casos como este, que los hay a patadas (ahora mismo vuelven a mi cabeza algunas de las piezas que vi en newtalent), me hacen pensar que a veces artista no viene de arte, viene de hartar. Hartistas.

Opa Opa forever!

2 comentarios:

Darío Fas Marín dijo...

Todos sabemos que el arte es pasar frio...
El problema que veo yo en lo que dices es mas el rollo EMO que nos corrompe. Una artista histriónica como dios manda hubiera centrado el juego en torno a su menstruación.

Mario dijo...

El arte no es más que una buena excusa para follar.

La de polvos que le echaría Da Vinci a la mujer que retrató en la Gioconda...