Phoenix Wright

martes, junio 03, 2008

Este análisis realmente es un homenaje a Pengo, que parece que ya tiene internet (su Xbox 360 está conectada), así que... a ver que día actualizamos :P.

Los últimos comentarios que he leido son por su crítica a Phoenix Wright, en su caso el juego, en el mío la saga. Crítica que la verdad, es que comparto en un 95%.

Phoenix Wright es una aventura gráfica megacasualona. Esto quiere decir, que de jugabilidad real tiene bien poco, y básicamente lo que consiste es ir avanzando a trancas y barrancas, sin que haya posibilidades de salirse del guión esperado por los creadores.

El juego se divide en dos momentos básicos: Dentro del juicio y fuera de el. Fuera del juicio tenemos que encontrar pruebas para el juicio, ya sea en forma de personas con las que hablamos, o cosas que encontramos en los lugares donde podamos ir. Luego, dentro del juicio tenemos que esperar a que el interrogado haga alguna incoherencia, y ahí metemos nuestro famoso OBJECTION!, y damos la prueba.

El juego no tiene mas. La historia es interesante (como cualquier novela negra) y los personajes son tópicos (tambien llamado "carismáticos"). Además, un juego con un abogado de prota mola. Pero como juego... realmente, mucho mucho no tiene. Pero eso parece que no le debe importar demasiado a sus fans.

6 comentarios:

Marisol dijo...

Megacasualona, me mola ese palabro, creo que va a ser mi palabra del mes igual que lo fue en su momento upgradar! Gracias por ampliar no sólo nuestras cortas miras sino nuestro léxico

José.Fabregat dijo...

El primer juego de la saga me gustó, es repetitivo pero es gracioso y engancha, pero tiene el problema que dices, no solo es lineal, sino que normalmente hay pocas formas de hacer las cosas. Me explico, sabiendo qué tienes que decirle al jurado para desmontar un testimonio, no tienes la opción de decirlo, así que hay que ir probando pruebas para ver con cual disparas el que phoenix diga lo que quieres que diga. Fuera del juicio es casi peor. Te quedas atrancado porque tienes que visitar una localización que no sirve para nada, unicamente para que algo que pase allí haga que al volver esté la persona que no estaba y con la que necesitas hablar. Aún así el último caso del primer juego tenía cosas más interesantes, dura mucho y tiene novedades a las que la DS aporta algo (por lo demás el juego podría ser de gba).

El segundo lo empecé, vi que era más de lo mismo, y que no seguía por donde lo había dejado el último caso del anterior, en cuanto a mecánicas de juego, y me aburrí rápidamente de él. Corrigeme si me equivoco, Nae, todo esto no son ports de juegos anteriores que no habían llegado a salir de Japón? Me suena que precisamente el último caso era un añadido de la versión de DS, y por eso destacaba como algo nuevo.

Nae dijo...

Si Pepe, eran juegos de gba que no llegaron a salir de Japón. El último que ha salido si es de Ds, pero es mas de lo mismo XD

JL dijo...

¿Pero qué me estáis contando? Hay pocos géneros más lineales que la aventura gráfica: como mucho, te van a dar la opción de resolver algunos puzzles en diferente orden, o plantarte algún puzzle u objeto opcional, pero vamos... ¿Me podéis señalar una aventura gráfica de renombre en la que puedas "salirte del guión esperado por sus creadores"?

Y pensar que leer texto en pantalla mientras va saliendo letrita a letrita durante horas y horas es "megacasualón"... Vamos, sin comentarios.

A mi me gustan los Wright, aunque el bueno es el primero. Los demás no es que añadan nada (eso se puede decir prácticamente de cualquier juego), es que no se molestan en arreglar los problemas garrafales que tiene la saga y las tramas y personajes tienden a ser bastantes peores que en el original. El Apollo Justica es ya directamente malo.

Nae dijo...

JL, hay MIL aventuras con mas opciones de deslinear que el Wright. Como diría Pengo, te sientes mas bien jugando al Night Trap que al Monkey Island.

JL dijo...

No estoy de acuerdo contigo. Para mi, escoger entre dos o tres puzzles (y tenerse que pasar los tres a la fuerza para para continuar) o poder moverte de una pantalla a otra, no hace un juego menos lineal. En un Phoenix Wright también puedes encontrar varias pistas en orden diferente, moverte entre pantallas y, en algunos casos, usar pruebas en orden diferente... Y evidentemente es más lineal que la pata de una silla.

A mi tampoco me gusta nada la no linealidad, y me parece vomitivo que sólo se pueda progresar en el Phoenix Wright de una manera (cuando a veces hay otras opciones evidentes disponibles). Pero eso mismo ocurre en prácticamente todas las aventuras gráficas. Los puzzles con varias soluciones son raros, así como los opcionales, y el guión no suele tener ni siquiera finales alternativos (aunque eso tampoco considero que haga al juego menos lineal), por no hablar ya de bifurcaciones en la trama.

Las aventuras gráficas son y siempre han sido montañas rusas. La interactividad e inmersividad es pura fachada. Los fallos del Wright yo los veo en otra parte.