Violencia en el videojuego

miércoles, febrero 27, 2008

Yo quería hablaros de algún videojuego al que he jugado últimamente. O de política, que estamos en elecciones. Pero os voy a acabar hablando de algo que tenía por ahí pendiente (más que nada, porque de casi todos los videojuegos que os podría hablar aquí lo voy a acabar haciendo en Anait). Un tema tan manido, y con tanto sensacionalismo, como la violencia en el videojuego.

La violencia está en el videojuego casi desde su aparición. Si bien las primeras experiencias jugables eran totalmente desprovista de violencia (3 en raya o tennis for two), la siguiente ya matabas a alguien. Nos referimos a Space War, donde llevabas una nave espacial que tenía que destrozar a la rival.



Y a partir de ahí vienen los matamarcianos, los comecocos, etc... Que nadie piense que a mi no me gustan, pardiez, adoro los matamarcianos, pero este punto de partida hizo que muchísimos videojuegos tengan elementos violentos que los que ya nos hemos habituado no reparemos en ellos. La palabra "matar" esta tan arraigada al videojuego como la de "puntuación".

En gran parte, la violencia viene por causa del lugar donde empezó todo (Estados Unidos) y la época (guerra de Vietnam). Y por temas de mercado, de arrastre y de modas, igual que ahora está la moda de "Imagina ser ..." o "sudoku 3000".

Pero vamos, poco a poco esperamos que la cosa mejore. Y es que se pueden hacer muchísimos juegos no violentos, aunque parece que actualmente la única que lleve esta norma más o menos bien sea Nintendo. Aish, que tiempos aquellos cuando habia juegos interesantes y no violentos...



Opa Opa forever!

4 comentarios:

Nae dijo...

Ya dije que a insultar a otro sitio...

Nae dijo...

Y por cierto, de anti americano nada, lo que dije al volver, las dos veces,es que la gente de EEUU es mas maja que como nos la pintan. Ademas, no seria anti americano, sino anti-estadounidense.

Lo que no quiere decir que sea la sociedad violenta por excelencia. Y a los hechos me remito.

Venga Jambo, tu tambien puedes opinar sin insultar, animo!

Ojete Moreno dijo...

La cultura mass media norteamericana es violenta, ellos no lo tienen porque ser, pero desde luego les gusta consumir violencia, o la audiencia bajaria.
Aun así porque a mi padre le guste ver el telediario para hartarse del morbo de mirar pedazos sangrientos de personas tras un atentado, me niego a que se le ponga al nivel del que ha puesto la bomba.
Y ojo, yo no veo mal que haya violencia en los juegos, solo que sea el monotema, puede haber algo de violencia, y se puede justificar por mil procesos emocionales, de motivación, de absurdo de la vida... Pero pueden haber mil situaciones y sentimientos igual o mas interesantes.
En todo caso estoy harto de que se considere juego "adulto", uno en el que unos personajes se dedican a pegar tiros a malos malísimos y un miembro del equipo acaba traicionando al resto, pero lo matan y matan al super-malo. Eso no es un argumento adulto, es de un parvulito reaccionario.

Jose dijo...

Hubo un tiempo en que los juegos utilizaban la violencia como reclamo, véase Carmaggedon (evidentemente, ha habido muchos juegos anteriores a este del mismo palo, pero sólo quería poner un ejemplo).
El GTA3, desde mi punto de vista, supone la estandarización de lo que un videojuego violento puede llegar a ser. Tras él, muchos lo han imitado, y otros lo han superado con creces en cuanto a violencia explícita se refiere.
Ahora, a parte de reclamo, es un estándar más a seguir. Como bien dice Ramón, pocos juegos violentos y de calidad hay que no salgan en consolas de Nintendo.

Ahora bien, también es cierto, que si quieres conseguir realismo, y tu juego es de acción, es difícil no incluir algo de violencia, digo yo. Porque hasta el Uncharted tiene sangre (que se puede desactivar, o por collons está desactivada).
Cuando matas a un enemigo en Zelda de Windwaker sale un humo así de color morado, y cuando lo matas en el Ninja Gaiden, se le cae la cabeza al suelo. A pesar de que en ambos juegos hay violencia, en uno es explícita, y en otro no lo es.
También depende de la cultura, porque en Japón, por ejemplo, mutilar a una persona no está bien visto, pero en cambio, la decapitación es una forma digna de morir.

En definitiva, el desarrollo gráfico conllevó consigo un aumento exponencial de la violencia explícita. Lo que en la era de la NES para un adulto la diferencia de comprar a su hijo el Super Mario Bross, o el Ninja Gaiden, era más bien poca, hoy los padres sí que tienen claro cuáles son las diferencias entre estas dos sagas (por poner un ejemplo): la violencia explícita. Ambos son plataformas, en los títulos se eliminan enemigos, pero en uno existe violencia explícita y en otro no.
Eso sí, a mí los dos juegos me parecen geniales, pero como usuario, echo de menos más creatividad, más ideas geniales, de esas que me hechizaron tiempo atrás.