Defendiendo un poco el arte

jueves, agosto 17, 2006

Muy buenas. Os prometí post filosófico profundo, y aquí está. No se que tal va a ser, pero como no he tenido internet en los ultimos días, mucha cosa no podía hacer.

El otro día estuve mirando acerca de Dadá, y otros gañanes que estaban en contra del arte. Y creo que nada más lejano de lo propio al ser humano. Desde tiempos inmemoriables el hombre intenta crear cosas que le gusten. Las razones pueden ser múltiples, pero el caso es que lo hacen.

Yo, pensando en estas cosas, llegué a creer que a ver si todo lo que me gustaba tenía la mano humana detrás. Pero na, solo necesité ir a altea y tirarme 2 horas delante del mar, su majestad azul y yo, para comprender que no, que las cosas de la naturaleza también me van. Y no diremos nada acerca de una bella fémina XD.

Las razones son meramente placenteras. Las personas al ver algo que nos guste visualmente hablando recibimos una ración de placer mas o menos intensa, sensación que nos gusta y que provoca que queramos experimentarlo más y más.

De ahí que el arte exista. El arte es lo que para cada uno de nosotros nos provoca esa reacción, y lo que nos da la oportunidad de crearla en otras personas. Llamese escrito, musica o elemento visual, y porqué no decirlo, olfativa, tácticl o culinaria. And so on. Y contra eso no hay Dadá que valga.

Opa Opa forever!

1 comentarios:

Carlock dijo...

¿Y qué sucede cuando al masoca lo que le provoca esa sensación tan simple de la que hablas es el ver el dolor en cuerpo ajeno o propio?

¿Y si a alguien se lo provoca el ver fotografías de excrementos?